Foto: Vanguardia/Archivo
88 pesos por vehículo en el tramo de Ojo Caliente (Ramos Arizpe) a Morones Prieto (Santa Catarina) empezó a cobrarse a partir de este lunes 15 de enero, sorprendiendo a automovilistas y transporte de pasajeros y carga

Sin importar las quejas de los usuarios, las inseguridad y las constantes fallas en esta carretera, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) autorizó un nuevo incremento a las cuotas de la Autopista Saltillo-Monterrey a partir del 15 de enero.

La nueva tarifa de 88 pesos por vehículo en el tramo de Ojo Caliente (Ramos Arizpe) a Morones Prieto (Santa Catarina) empezó a cobrarse a partir de este lunes 15 de enero, sorprendiendo a automovilistas y transporte de pasajeros y carga.

Este tramo de Ojo Caliente a Morones Prieto es el más utilizado por los saltillenses y regiomontanos en la comunicación diaria, debido a que es el paso en mercancía y personas que laboran en Nuevo León o en Coahuila.

La Autopista Saltillo Monterrey, concesionada a Isolux Corsán, ha estado desde antes de su creación en el ojo del huracán, primero porque el proyecto abarcó un trazo que ha implicado peligro por los constantes deslaves y hundimientos en la superficie de rodamiento.

También esta carretera ha sido escenario de actos vandálicos porque se tiran piedras a los parabrisas de los vehículos en movimiento al contarse con escasa vigilancia.

El año pasado el precio del peaje era de 81 pesos, mientras que al inicio de operaciones en el 2009 se cobraran únicamente 39 pesos en el mismo tramo de Ojo Caliente a Morones Prieto en Santa Catarina, Nuevo León.

En innumerables ocasiones el Congreso del Estado ha exhortado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para evitar que se siga incrementando la cuota hasta en tanto la autopista funcione al 100 por ciento, por los cortes son constantes debido a deslaves y hundimientos, además que esta vía resulta peligrosa porque está en la parte alta de la sierra y hay niebla.