Vista aérea de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. | Foto: Milenio
Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, explicó que dicha infraestructura no puede usarse porque el espacio aéreo se interpone con el aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, descartó que las pistas que se quedaron con un avance de construcción en el Nuevo Aeropuerto internacional de México (NAIM) puedan ponerse en operación, ya que son incompatibles con las del AICM.

Al comparecer en el Senado de la República, en el marco del análisis del Primer Informe de Gobierno, el secretario fue cuestionado por el representante del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Ángel Mancera, sobre la viabilidad de usar las pistas dos y tres del NAIM por tener un avance de 65 y 52 por ciento respectivamente.

Jiménez Espriú dijo que "no es factible", algo que "está más que estudiado”.

Dijo que tales pistas fueron construidas con "una capa de tezontle y basalto que se comprimía y eso es lo que hay. No hay pistas, está el proyecto de precarga”.

Explicó, además, que dicha infraestructura no puede usarse porque el espacio aéreo se interpone entre el Aeropuerto de la Ciudad de México y el NAIM y el de Toluca.

“Hemos estado analizado y adecuando el espacio aéreo para ver la continuidad de operaciones entre Santa Lucía, Toluca y Ciudad de México. (Estos aeropuertos) son operables a diferencia de lo inviable que era el de Texcoco”, dijo.