Se dan conocer los avances en la investigación de la caída del helicóptero en que viajaba la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo, Rafael Moreno Valle

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes presentó este miércoles los últimos avances en la investigación del accidente aéreo en el que murieron la gobernadora de PueblaMartha Erika Alonso, su esposo y senador Rafael Moreno Valle y tres personas más.

El ingeniero Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transporte, detalló que el helicóptero Augusta 109 modelo 2011 en el que viajaban las víctimas tenía los permisos correspondientes para operar y que en materia técnica la Dirección de Aeronáutica Civil se hizo cargo de la investigación.

El fabricante de la aeronave y sus motores, el Gobierno de Puebla, la entonces PGR, el Colegio de Pilotos y miembros de la Sedena y Semar también coadyuvaron en la indagatoria.

Por su parte, instituciones investigadoras independientes de Canadá, Estados Unidos, Italia y Europa fueron llamadas para colaborar.

Se presume que la aeronave cayó de punta en un ángulo de 60 grados, formando un cráter en la zona de cultivo. Derivado de las pesquisas, se recuperaron el rotor principal, los motores y sus unidades de colección de datos, la caja de engranes, los altímetros, indicadores de velocidad, radar, horizonte artificial y pantallas de navegación, entre otros, siendo enviados a laboratorios de Italia y EE.UU.

Te puede interesar

Javier Jiménez Espriú, titular de la SCT, indicó que los análisis de las piezas podrían tardar semanas e incluso meses, por lo que no pueden adelantar alguna hipótesis de la causa del desplome del helicóptero.

Todo puede haber ocurrido, no queremos especular, sería irresponsable. No quisiéramos adelantar absolutamente nada“, expuso.