Foto: Vanguardia/ AP
A pesar de lograr una nueva marca en la NFL, el mariscal de campo de los Broncos de Denver, ha tenido un 2015 para el olvido y su retiro es más inminente

ESTADOS UNIDOS.- En el mismo día que la historia le abrió una nueva puerta, Peyton Manning vivió una pesadilla que lo arrojó a un escenario poco familiar: la banca.

Cuando quedaban poco más de seis minutos en el tercer periodo, los Broncos de Denver sentaron a su mariscal de campo titular para darle paso a Brock Osweiler contra los Chiefs. 

El movimiento terminó con una de las peores actuaciones en la carrera de Manning, no obstante que en el primer cuarto fijó la marca de la NFL por yardas aéreas. Se fue con cinco pases completos de 20 intentos para 35 yardas y cuatro intercepciones.

“No jugué bien. Tuve un mal partido, no hay mucho más que se pueda decir”, expuso Manning. 

“Ya sea por mis lesiones o porque tomé malas decisiones, suelo orillarme por la mala toma de decisiones y algunos malos pases. [...] Desearía haber jugado mejor”.

La decisión del entrenador en jefe Gary Kubiak por sacar a Peyton avivó el debate que circunda a los Broncos sobre la posibilidad de hacer un cambio en el timón ofensivo, y privilegiar al joven Osweiler por encima del futuro Salón de la Fama.

Después del encuentro, Kubiak pisó el freno a toda la especulación que la suplencia de Manning arrojó en Mile High el domingo.

“Si [Manning] está sano y listo para ir, Peyton es nuestro mariscal de campo”, sostuvo. Osweiler concurrió con su entrenador en jefe y aseguró que están “100 por ciento detrás de él”.

“Para ser honesto, lo estaba protegiendo, estaba preocupado por él”, dijo Kubiak. “Déjenme decir esto, obviamente estoy muy decepcionado por le partido [...] decepcionado en mí mismo, esto es mi culpa. Probablemente debí haber tomado la decisión de no alinearlo. 

Quizás era momento de tomar la decisión difícil”.

A partir de ahora, cualquier ausencia de Manning en el campo será un leño más a la hoguera de su potencial adiós.

El futuro miembro del Salón de la Fama fue interceptado en su primer envío del juego --antes de lanzar el pase del récord--, por Marcus Peters. Luego, vinieron tres intercepciones más, cortesía de Sean Smith, Josh Mauga y Ron Parker.

Manning lidera a la liga en intercepciones hasta la Semana 10, con 17. La peor marca personal para Manning en un juego fueron seis intercepciones, incluyendo cinco en la primera mitad, frente a los San Diego Chargers en el 2007.

Las 17 entregas aéreas de Manning al cabo de los primeros nueve juegos del año, lo dejaron a una de empatar su peor marca personal, en su año novato.

La decadencia de Manning se ha visto semana a semana y es posible que la temporada de Manning, y su carrera terminaron ayer. Si eso ocurre, sería un final muy triste para la carrera de un grande. Agencias


Descartado para el fin de semana

Brock Osweiler será el quarterback titular de los Broncos de Denver esta semana, ya que Peyton Manning está lidiando con una fascitis plantar, anunció el head coach Gary Kubiak.

“Toda nuestra atención será en recuperar a Peyton saludable”, dijo Kubiak según el sitio oficial de los Broncos. “La decisión está tomada. Sé que es lo mejor para él y para nosotros”.
Osweiler fue más efectivo que Manning, tirando 14 pases y completando 24 para 146 yardas, una anotación y una intercepción.

Manning ha estado batallando con una fascitis plantar desde hace semanas pero se piensa que la lesión se agravó en el juego ante los Colts el 8 de noviembre, resultando en una rotura parcial de la fascitis plantar. Casi siempre, una rotura parcial es más dolorosa al jugar que cuando se rompe por completo.

Manning no entrenará esta semana, pero recibirá tratamiento y se espera que sea revaluado el próximo lunes.


Estadísticas 2015

YDS CMP% TD INT ÍND
2180 59.9 9 17 67.6


Sus números ante Kansas City

5 completos de 20
35 yardas
4 intercepciones