Buques de la armada de Indonesia están en una carrera contra el tiempo para localizar el submarino KRI Nanggala 402 que desapareció hace dos días y cuenta con menos de un día de oxígeno para sus 53 tripulantes.

Buques de la armada de Indonesia surcaban las aguas en torno a la isla de Bali, en una carrera contra el tiempo para hallar un submarino que desapareció hace dos días y tiene menos de un día de oxígeno para sus 53 tripulantes.

El KRI Nanggala 402 desapareció después de su última sumersión registrada el miércoles frente a la isla turística y se teme que se haya hundido a una profundidad en la que es imposible alcanzarlo o recuperarlo. El jefe de la armada dijo que el oxígeno se agotaría el sábado alrededor de las 3 de la madrugada.

Un oficial militar mira las fotografías de los miembros de la tripulación del submarino desaparecido de la Armada de Indonesia KRI Nanggala, en un comando en el aeropuerto Ngurah Rai en Bali, Indonesia. Foto: EFE

Haremos los máximos esfuerzos hoy, hasta el límite de tiempo de mañana a las 3”, dijo a la prensa el vocero militar, mayor general Achmad Riad.

El submarino no ha dado señales de vida, pero el vocero se negó a especular sobre su suerte.

Un total de 24 buques de la armada y civiles, además de un avión patrulla, se movilizaban  para concentrarse en una zona donde se halló una mancha de petróleo después de la desaparición del submarino durante un ejercicio.

Oficiales militares se paran frente a un mapa del área de búsqueda del submarino desaparecido de la Armada de Indonesia KRI Nanggala, en un comando en el aeropuerto Ngurah Rai en Bali, Indonesia. Foto: EFE

Un buque de guerra australiano equipado con sonar y un helicóptero arribaban en las próximas horas. Se esperan un segundo buque australiano junto con otros de Singapur y Malasia en los próximos días.

Estos dos buques australianos ayudarán a ampliar la zona de búsqueda y extender el tiempo de búsqueda”, dijo el contralmirante de la marina australiana Mark Hammond.

El presidente indonesio Joko Widodo canceló una visita al puerto de Banyuwangi, del que zarparon algunos buques de rescate, debido a los preparativos para una cumbre regional el fin de semana en Yakarta. Pidió a los indonesios que recen por el regreso a salvo de la tropulación y ordenó hacer los máximos esfuerzos para hallar el submarino.