Foto: Vanguardia/ Archivo
Apartir del 29 de enero entrará un paro técnico de dos semanas, el mismo que la armadora evitó en diciembre gracias al incremento en la demanda que presentó la Cadillac SRX

La buena racha que desde diciembre vivió el Complejo de General Motors en Ramos Arizpe gracias a la Cadillac SRX, concluiría a finales de este mes con un paro técnico de dos semanas, asimismo se adelantó que se estaría preparando un reajuste de personal.

De acuerdo a fuentes empresariales, a partir del 29 de enero entrará un paro técnico de dos semanas, el mismo que la armadora evitó en diciembre gracias al incremento en la demanda que presentó la Cadillac SRX.

Asimismo se adelantó que se analiza un reajuste de personal, donde serían despedidos 650 trabajadores y 100 empleados de confianza (estos últimos serán sustituidos por trabajadores más jóvenes y con mayor nivel de preparación).

Esta situación se derivaría ante el cese en la producción de la Captiva y la Cadillac SRX. 

Entre los vehículos que se seguirán produciendo está el Sonic, mientras que en el caso del Cruze, se pudo conocer que proveedores locales estarían arrancando su producción en forma hasta marzo.

En el caso de la Equinox ya se prepara la línea de producción que la ensamblará, informaron fuentes enteradas.

Aunque se intentó contactar a la CTM de Coahuila, no se pudo conocer su versión sobre esta información.