Foto: Especial
El sector salud lanzó una convocatoria para reclutar médicos y enfermeros para enfrentar la emergencia de la pandemia de COVID-19 durante los próximos meses

El sector salud lanzó este sábado una convocatoria para reclutar a las y los 6 mil 600 médicos y 12 mil 300 enfermeros que calcula tiene como déficit para enfrentar la emergencia de la pandemia de COVID-19 durante los próximos seis meses, a quienes ofrece beneficios extras.

El doctor Alejandro Svarch Pérez, de la Coordinación Nacional Médica del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), explicó que el lunes 6 de abril iniciarán las contrataciones, el 13 de abril se espera llegar al 50% de esa meta, y el lunes 20 de abril haber llegado al 90 o 100%.

Para atraer a este personal, se ofrecen beneficios como que el mes de trabajo se pague por adelantado, a diferencia de lo que ocurre actualmente, que lo sueldos llegan tres meses después, explicó.

Otra oferta es para las y los jóvenes que ya terminaron la carrera como médicos generales y van a presentar en septiembre el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) para hacer una especialidad. A ellos se les ofrece un puntaje extra en el examen, considerando que no tendrán tiempo para estudiar más y en agradecimiento a la labor que presten en esta emergencia.

El tercer aspecto en el que hay acuerdo para ofrecer a todos los que se incorporen a las distintas instituciones existentes de salud, ya sea la Secretaría, el IMSS, el ISSSTE u otros, es que se paguen viáticos a todos los que se inscriban, y se está buscando que los sueldos sean competitivos en cualquiera de las instituciones, aunque todavía no hay un acuerdo sobre cuánto pagarán.

Actualmente, señaló Zoé Robledo, director del IMSS, las y los médicos especialistas ganan en promedio 34 mil 755 pesos brutos y los generales, 26 mil 600.

Aunque el contrato sea por seis meses, se les ofrecerán todas las prestaciones, seguridad social, aguinaldo, vacaciones, pago de prima vacacional, asistencia dental, seguro de vida, alimentos, seguro de responsabilidad civil y fondo de ayuda por defunción, algunas de las cuales son parte de los contratos colectivos de trabajo. Además se está revisando con los sindicatos crear bonos para aumentar sueldos y que estén homologados.

Por ahora, ya se están brindando capacitaciones en línea al personal para especializarse en atención de enfermos de COVID-19, todas las tardes, entre las 5 y 7 de la noche, sobre protección de personal, reconversión hospitalaria, apoyo a intensivistas y manejo técnico de ventiladores, entre otros temas.

El modelo de atención que han diseñado es de “cascada”, que significa tener equipos dirigidos por un médico especialista en terapia intensiva, que tendrá a su cargo otros cinco médicos generales o especialistas capacitados en el nuevo coronavirus, y cada uno de ellos atienda a cinco pacientes. De modo que cada intensivista tenga control sobre 25 pacientes.