Impresionante. Los daños crecen con cada lluvia, tanto que un carril de la vialidad ya desapareció. HÉCTOR GARCÍA
Vecinos urgen intervención de las autoridades; problema existe desde 2010

A casi una década de que se presentaran los primeros daños en la calle Tezcatlipoca, la vialidad sigue cerrada al tráfico vehicular por el riesgo que representa tanto para conductores como para los mismos vecinos del fraccionamiento Los Pinos IV sector.

Con cada lluvia aumenta el deslave, desapareciendo casi en su totalidad uno de los carriles. Para “solucionar el problema”, las autoridades colocaron trafitambos para indicar el riesgo, aunque, a decir de los vecinos, la solución sería la canalización del arroyo.

Fue en 2010 cuando sucedieron los primeros deslaves, desde entonces un tramo de la vialidad permanece cerrado al tráfico.

Alto. Desde hace una década un tramo de la vialidad permanece cerrado al tráfico.
Señalización. Con trafitambos se indica el riesgo que existe.