Eugenia Cázares, diputada local del PAN | Foto: Sandra Gómez
La fracción parlamentaria del PAN en el Congreso del Estado, dará a conocer un informe de todos los puntos de acuerdo que han presentado en tribuna, con el objetivo de exigir al Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, una real transparencia y rendición de cuentas de las finanzas estatales

Torreón, Coahuila. – La aprobación del presupuesto para el ejercicio fiscal 2020 del Gobierno de Coahuila, se va a complicar en el Congreso del Estado, debido a una serie de incumplimientos en que incurrió el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís en este ejercicio fiscal, declaró la diputada local del PAN, María Eugenia Cázares Martínez.

Denunció que se ha negado la comparecencia del secretario de Finanzas, Blas Flores Díaz ante el Congreso del Estado y las reuniones de trabajo que se han sostenido en la comisión de Hacienda no han tenido ningún fruto.

Lo que pretende los diputados de Acción Nacional es que se actúe con responsabilidad en el tema presupuestal, lo que significa que el recurso con que se cuenta, sea canalizado a los requerimientos más importantes de obra pública, salud, educación y pensiones.

La fracción parlamentaria del PAN en el Congreso del Estado, dará a conocer un informe de todos los puntos de acuerdo que han presentado en tribuna, con el objetivo de exigir al Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, una real transparencia y rendición de cuentas de las finanzas estatales.

La legisladora dijo que se acerca la fecha para la presentación del presupuesto para el ejercicio fiscal de 2020 y el Congreso del Estado tendrá en sus manos el paquete fiscal presentado por el ejecutivo.

Expresó que los legisladores panistas de Coahuila han planteado al mandatario estatal exigir juntos al gobierno federal baje los fondos, pero no han obtenido respuesta y es así que no se observa ninguna obra importante.

Por parte de la federación no se ha escuchado ninguna obra importante, pero tampoco por parte del gobierno estatal; se concluyó el Centro de Convenciones de Torreón, que ya venía avanzado, pero de ahí en más, todo está en un compás de espera, estimó.

Aquí en Torreón se sigue esperando una solución definitiva al tema del drenaje pluvial o un gran apoyo para el pavimento que tanta falta hace, ya que el programa “Vamos a michas”, no alcanza para gran cosa y ya estamos para finalizar y se ha avanzado muy poco.

Se quejó de que no hay comunicación con el secretario de Finanzas ni con el mismo Gobernador, porque los diputados de su partido, el PRI, la han negado.

“No hay ninguna intención del gobernador en tener un canal de comunicación con el congreso, a través de las comisiones para cada tema”, apuntó.

Uno de los casos más graves es que para que haya una modificación presupuestal, tiene que pasar por la auto4rización de Congreso, pero no se hace y otro punto son los subejercicios de recursos federales, además de que se han detectado partidas que no tienen claridad.

En todas las dependencias hay una partida que se llama “Transferencias al Ejecutivo”, que suman más de 2 mil millones de pesos, del que no se informa nada a nadie.