Foto: Especial
Verduzco Rosán González indicó que la industria de la construcción venía trabajando a cierto ritmo; sin embargo, ahorita están peor debido al Gobierno Federal porque no se conoce qué rumbo o plan seguirán

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Coahuila Sureste, Virgilio Verduzco Rosán González indicó que la industria de la construcción se encuentra contraída ante la incertidumbre con el Gobierno Federal.

“Estamos con una incertidumbre y está preocupante el asunto, no se ve un rumbo, está muy atorada la construcción  y vimos la reducción del presupuesto en Coahuila, hay que buscar mecanismos de cómo podemos ayudar al Estado porque sí sentimos que decayó demasiado,  las empresas nuevas traen nervio y no saben qué va a pasar, está todo muy parado”, dijo.

Verduzco Rosán González indicó que la industria de la construcción venía trabajando a cierto ritmo a pesar de lo que fue la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y la incertidumbre que se presentó en ese momento lograron reponerse, sin embargo, ahorita están peor debido al Gobierno Federal porque no se conoce qué rumbo o plan seguirán.

“No vemos por dónde quieran llevar las cosas y con la reducción de presupuestos, así como apostándole a programas sociales , entonces vemos que la infraestructura está cayendo”, aseguró.

Esta contracción se presenta en todos los sentidos (desde obra pública hasta privada y vivienda), lo que a su vez ha generado que se empiece a desocupar trabajadores porque no repunta la construcción, aunque no ha llegado hasta ahora al grado de cerrar empresas.

 

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Coahuila Sureste, Virgilio Verduzco Rosán González.

‘Estancada’ la confianza de los constructores

CDMX.- La confianza de empresarios de la industria de la construcción se estancó en abril debajo, según datos del INEGI.

El Índice de Confianza Empresarial (ICE) de la Construcción se ubicó en 49.9 puntos. El indicador creció sólo 0.5 puntos, dejando el dato aún por debajo de los 50 puntos de referencia que refieren mejoría si se ubican por arriba. De hecho, el índice hiló seis meses seguidos debajo del referente. Los datos de marzo y febrero pasados fueron 49.4 y 49.3 puntos, respectivamente.

Aunque al interior del índice el único componente con caída fue “Momento adecuado para invertir”, los cuatro tuvieron crecimiento marginal.

Momento adecuado para invertir promedió 28 puntos, al bajar 0.6%.

El componente que más creció fue Situación económica presente del país, con una expansión de 0.8 unidades.

En comparación anual, el ICE creció 1.9 puntos. Dos de sus componentes cayeron: Momento adecuado para invertir retrocedió 2.9 unidades y Situación económica de la empresa -0.6.

La Situación económica presente de la empresa fue mejor calificada que hace un año, al aumentar 4.4 unidades del indicador.