Manifestación histórica. Hace un año decenas de miles de coahuilenses salieron a las calles a exigir el respeto al voto. / Archivo
Afirma candidato panista que inconformidad añeja tendrá repercusiones este 1 de julio

A un año de la multitudinaria marcha denominada “Coahuila Digno”, en la que miles de coahuilenses protestaron contra el resultado de la elección a la Gubernatura del Estado, Guillermo Anaya, quien encabezó el movimiento, asegura que los ciudadanos ya despertaron y así se verá reflejado en las urnas el próximo 1 de julio.

El 6 de junio del año pasado, 2 días después de la jornada electoral en Coahuila, miles de coahuilenses tomaron las calles de Saltillo (se habla de entre 40 mil y 60 mil personas), para marchar en señal de protesta contra los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares, que en ese momento daba el triunfo al priista Miguel Riquelme.

Guillermo Anaya unió fuerzas con el resto de los candidatos a la Gubernatura e iniciaron el movimiento “Coahuila Digno” para exigir que se respetara la voluntad de los coahuilenses. Tras dar a conocer que hubo por lo menos 13 tipos de irregularidades en la elección, convocaron a una marcha multitudinaria en Saltillo.

El movimiento fue respaldado por personas panistas de peso a nivel nacional como Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, que en ese momento se disputaban la candidatura presidencial. 

La respuesta a la convocatoria de la marcha fue tal, que se convirtió en el acto de protesta más grande que se haya registrado en el Estado históricamente por el número de personas marcharon por las calles de la capital de Coahuila, desde el Instituto Tecnológico de Saltillo hasta la Plaza de Armas.

Hoy (ayer) se cumple un año de un Coahuila que despertó exigiendo el cambio, exigiendo que se respete lo más sagrado que es la libertad de elegir a tus gobernantes”
Guillermo Anaya, candidato al Senado

“Hoy (ayer) se cumple un año de un Coahuila que despertó exigiendo el cambio, exigiendo que se respete lo más sagrado que es la libertad de elegir a tus gobernantes, donde se dio cuenta de una serie de irregularidades que dio como consecuencia a que haya sido la elección más sucia en la historia de Coahuila”, señaló Guillermo Anaya.

Días después el Instituto Electoral de Coahuila dio la constancia de mayoría a Miguel Riquelme como Gobernador de Coahuila, lo cual fue impugnado por el movimiento “Coahuila Digno”, lo que marcó el inicio de una batalla legal que se extendió por meses y que al final no fue revertido a pesar de las pruebas que presentaron sobre las irregularidades en el proceso electoral.

Para Guillermo Anaya, la marcha de “Coahuila Digno” representó un parteaguas para la vida democrática de Coahuila, pues evidenció a miles de coahuilenses que en libertad, protestaron para exigir sus derechos.

“A partir de la marcha yo encuentro una sociedad más madura y mucho más despierta, dispuesta a exigir lo que es nuestro, nuestra libertad. Incluso esta marcha trascendió las fronteras de Saltillo y Coahuila. Purismos el énfasis a nivel nacional, lo que se venía cultivando y veo este despertar en la ciudadanía”, indicó.

Señaló que la conciencia que se despertó en los coahuilenses a raíz de la marcha, se verá reflejada en las urnas el próximo 1 de julio.

“Lo único seguro es que el 1 de julio el PRI tendrá sus peores resultados en Coahuila y a nivel nacional”, dijo. La gente me dice que no me vaya a dejar de que nos vuelvan a hacer fraude. Vamos a cuidar con gente capacitada las casillas, pero hay una gran diferencia, ya no la va a organizar el corrupto Instituto Electoral de Coahuila, será el INE, hay mayores garantías, no lo controle el Estado, nos da tranquilidad y confianza. Si partíamos activamente, el triunfo será respetado”, concluyó.

¿Lo recuerda?
Los candidatos que no fueron favorecidos por la decisión del instituto electoral local, se unieron para reclamar legalidad.
-Guillermo Anaya.
-Armando Guadiana Tijerina.
-Javier Guerrero.
-Miguel Ángel Pérez Hdz.
-Luis Horacio Salinas Valdez.