Andrés Escobar anotó un gol contra su portería en el Mundial del 94, lo que habría ocasionado su muerte.
El defensa colombiano tuvo un error en el Mundial de Estados Unidos 94 que le costó la vida

Un autogol en el Mundial de Estados Unidos le cambió la vida a Andrés Escobar y hoy se cumplen 26 años de que fuera asesinado a tiros en la ciudad de Medellín, el 2 de julio de 1994.

Ese gol en contra significó la derrota para la Selección de Colombia ante Estados Unidos y ayudó a que la selección cafetalera fuera eliminada de la Copa del Mundo.

 A pesar de que era considerada como uno de los equipos más potentes de la competición, Colombia perdió el primer partido contra Rumania 3-1 y ese resultado se unió a problemas extracancha, por lo que los jugadores no estuvieran concentrados. 

Durante la concentración, "Chonto Herrera", lateral derecho de Colombia, se enteró de la muerte de su hermano en un accidente y "Barrabás" Gómez, centrocampista hermano del técnico, "Bolillo" Gómez, recibió amenazas de muerte contra su familia si participaba en el partido frente a Estados Unidos, por lo que decidió abandonar el mundial. 

Colombia llegó al segundo encuentro del Mundial con la necesidad de ganar pero la suerte les jugó en contra. En el minuto 35, Andrés Escobar, en un intento de evitar que un balón llegase al centro del área, se lanzó con las dos piernas y acabó empujándolo a si propia portería. 

Estados Unidos sentenció el encuentro gracias a un gol de Earnie Stewart en el minuto 52. La ventaja fue definitiva y el gol del "Tren" Valencia no sirvió para evitar la derrota colombiana.

Colombia ganó el tercer partido a Suiza y terminaron con tres puntos, pero no pudieron acceder a los octavos de final por lo que terminó el sueño de la Copa del Mundo. 

El defensa colombiano se despidió de Estados Unidos con sabor agridulce. Su error le había costado caro a Colombia pero tenía una oferta por el Milan para jugar en el futbol europeo. Su llegada a la Serie A nunca se dio por culpa del Cartel de Medellín.

El 2 de julio de 1994, Escobar se encontraba en el restaurante El Indio, de Medellín, junto a algunos familiares y amigos. Durante el tiempo en el que estuvo dentro del local, Andrés era víctima de continuas burlas por parte de los fanáticos que no le perdonaban el autogol. 

Los narcotraficantes David y Santiago Gallón Henao se encontraban en una mesa cercana a la de Escobar y se sumaron a los insultos contra el futbolista y prosiguieron incluso fuera del restaurante.

Afuera del establecimiento continuó la tensión entre ambas partes y en la trifulca, Humberto Muñoz Castro, chofer de los narcotraficantes, se acercó al futbolista para dispararle en seis ocasiones. 

También se dijo que su muerte había sido producto de las apuestas y que ese gol en contra le hizo perder dinero a muchas personas. 

La muerte de Andrés Escobar fue un shock para el fútbol. Durante el Mundial del 94 se guardó un minuto de silencio para recordar al futbolista colombiano. 

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.