Daños. Las lluvias evidenciaron la desatención en el inmueble, razón por la que se presentó el derrumbe. / JETZA MÚZQUIZ
Sumado al mal clima están las malas condiciones del inmueble, que no ha recibido remozamientos.

La pertinaz lluvia reblandeció la estructura de una casa, y acabó por derrumbarse la mañana de ayer, sin que se reportaran lesionados.

Cerca de las 08:00 horas, vecinos de la calle Ignacio Zaragoza, en la zona centro, escucharon el estruendo de los ladrillos y el cemento viniéndose abajo, por lo que llamaron a las autoridades.

Sumado al mal clima están las malas condiciones del inmueble, que no ha recibido remozamientos.

El domicilio, marcado con el 822 de la mencionada calle, entre Ramón Corona y Melchor Múzquiz, alberga las oficinas de la Unión Campesina Democrática (UCD), y pertenece al licenciado Eduardo del Bosque.

La casa, según explicó, se encuentra deshabitada, pues se lleva a cabo un juicio de despojo, pues las personas que rentaban el inmueble hace más de cinco años que dejaron de pagar renta e infestaron el lugar.

De acuerdo al abogado, el juicio está en contra de Armando García Grimaldo y Antonio Tirado Patillo, ambos señalados por el incumplimiento del pago del arrendamiento y la falsificación de escrituras.

El licenciado Eduardo enfatizó que estas dos personas se apoderaron de manera ilegal del lugar y que lo han dejado paulatinamente en el abandono.

ALERTA
Protección Civil y la Policía Municipal colocaron un cerco con una cinta amarilla de precaución en lo que se evaluaban los daños y el riesgo, no sólo de la casa siniestrada, sino también de domicilios aledaños.