En el mismo periodo (enero-mayo) del 2020, se registraron 85 mil 447 carpetas de investigación. | Foto: Especial
De enero a mayo de este año, se abrieron 106 mil 603 carpetas de investigación, un promedio diario de 706 indagatorias

CDMX.- La violencia familiar registró en mayo pasado la cifra más alta de la que se tenga registro, con 23 mil 898 casos denunciados ante las fiscalías o procuradurías estatales, aun con el relajamiento de las medidas restrictivas por la pandemia de COVID en el país.

Este delito del fuero común presenta un aumento de 24.7% en los primeros cinco meses de 2021, en los que se contabilizaron 106 mil 603 carpetas de investigación, un promedio de 706 diarias, contra las 85 mil 447 de enero a mayo de 2020, según las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El mes pasado superó a abril, que tenía el récord de denuncias, con 23 mil 389, y los datos apuntan a que este año se alcanzará una cifra histórica en este delito, que con el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, viene repuntando, y del cual “estamos ocupándonos”, aseguró el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En cifras absolutas, la Ciudad de México ocupa el primer lugar a nivel nacional en la incidencia de violencia familiar, que afecta principalmente a mujeres y niños, con 14 mil 535 casos.

Le sigue el Edomex, con 9 mil 606; Nuevo León, 8 mil 117; Jalisco, 5 mil 550; Chihuahua, 5 mil 126; Veracruz, 4 mil 961; Coahuila, 4 mil 950; Baja California, 4 mil 740, y Guanajuato, 4 mil 710.

Autoridades de los tres niveles de gobierno enfrentan un reto para disminuir la violencia en los hogares, principalmente generada por los efectos negativos del confinamiento por el nuevo coronavirus y por la falta de empleo e ingresos para el sustento familiar, consideraron expertos en seguridad.

El director de la organización Semáforo Delictivo, Santiago Roel, señaló que el confinamiento prolongado derivó en más casos de delitos socio-familiares.