La conductora respondió a las acusaciones del presidente sobre "espionaje" de Barack Obama

Siguiendo el ejemplo de los conductores Stephen Colbert y Trevor Noah, la conductora del programa “Full Frontal with Samantha Bee” comentó sobre las alegaciones del presidente Donald Trump sobre la supuesta instalación de micrófonos en la Trump Tower por parte de Barack Obama.

Bee intentó comparar las alegaciones del mandatario como un mensaje “racista” al decir: “Oh que sorpresa: el tipo blanco se dispara a si mismo en el p*ne, e intenta incriminar al negro. ¿Dónde ocurrido lo mismo me pregunto?” dijo ella mientras mostró encabezados de situaciones similares.

“Para ser justo, existe la posibilidad de que Trump se haya quedado dormido viendo las noticias, se diera la vuelta, y se levantara viendo “The Wire”. Sr. Presidente, ese no es Barack Obama. Entiendo que Obama pondría micrófonos en su teléfono, mire nada más lo obsesionado que está con usted” dijo la conductora mostrando imágenes del expresidente en un viaje vacacional.

Bee también se dirigió a al discurso de Trump frente al congreso y los comentarios de los principales presentadores de noticias. “Para esta increíble hazaña” dijo la presentadora “Los anunciadores llovieron cumplidos dorados en el baño más cálido desde su salida de Moscú”.

Comentó también sobre el locutor de radio, Mark Levin, quien comenzó los rumores sobre la colocación de micrófonos en la Trump Tower. “[Levin] dijo que Obama estaba detrás del silencioso golpe contra Trump. (…) Uno de esos golpes donde un presidente utiliza su poder para espiar a un oponente y luego no revela ninguna información sobre lo que encontró, deja al otro ganar y deja de ser presidente. Un golpe clásico, eso significa esa palabra”.

Miren el monólogo de Samantha Bee aquí: