En todo el Estado la aceptación al método es bienvenido y cada año son más quienes se suman a la oportunidad, apuntan. ESPECIAL
En el último ciclo de egresos se registró que en Monclova concluyeron su bachillerato 88 alumnos; en San Buenaventura 24; de Saltillo terminan sus estudios 44; del Municipio de Acuña 26 y de Torreón 31

Con la graduación de 213 alumnos del Sistema Abierto de Bachillerato, demuestra el sistema Preparatoria Abierta la oportunidad y certeza de su plan de estudios, con el que tanto quienes trabajan o son mayores de edad, como los que tienen alguna discapacidad u otros factores, tienen la oportunidad de continuar sus estudios y cursar una carrera profesional.

Así lo expresó el director del sistema, Manuel Flores Revuelta, al comentar que en todo el Estado la aceptación al método de estudio es bienvenido y cada año son más quienes se suman a la oportunidad de estudios con una modalidad accesible, y que se ajusta a los hábitos y necesidades de cada una de las personas que desean continuar su preparación académica.

Explicó que por las características de Preparatoria Abierta no se puede mencionar conclusión de un semestre o año escolar, ya que cada alumno estudia a su ritmo y solicita las evaluaciones necesarias para avanzar en el plan de estudios.

Así hay quienes en un año logran egresar, mientras otros tardan dos o un poco más. Todo depende de su necesidad y capacidad para estudiar y aprender.

Por esta razón en el último ciclo de egresos se registró que en Monclova concluyeron su bachillerato 88 alumnos; en San Buenaventura 24; de Saltillo terminan sus estudios 44; del Municipio de Acuña 26 y de Torreón 31.

Aclaró que la anterior cifra no significa que en un municipio hay más o menos alumnos estudiando, ya que al conocer las cifras del total de alumnos, el número de registro es superior y por períodos egresan, y de inmediato muchos continúan sus estudios en licenciaturas e ingenierías, mientras otros más logran tener un mejor nivel en su vida laboral, al ascender a otros puestos.

Un punto relevante es que además de acudir muchas personas por si mismas a inscribirse, muchas empresas solicitan a la Secretaría de Educación el apoyo para que sus alumnos estudien, y en sus instalaciones les permiten estudiar, crear sus círculos y contar con asesores para orientar a los alumnos.