Fotos: Vanguardia/Ulises Martínez
Bomberos ya están en el lugar para controlar el incendio

Asunción Mejía Alvarado, de 50 años, salió de Parras con dirección a Monterrey, Nuevo León, en una camioneta de 3.5 toneladas llena de carbón, pero a la altura del kilómetro 33 de la carretera Torreón-Saltillo el vehículo terminó en cenizas al prenderse la carga

Fue al pasar la caseta de Plan de Ayala, que los automovilistas que pasaban al lado le señalaban a Asunción que la parte trasera de la caja ardía, por lo que al darse cuenta de esto —a la altura del kilómetro 34— siguió avanzando y logró pararse en el kilómetro 32+500.

 

De inmediato descendió de la unidad, sacó los papeles que pudo y se dirigió a un lado del camión el cual comenzó a incendiarse por completo, desde la parte trasera hasta la cabina.

Personal de bomberos acudió al lugar para sofocar las llamas, y ayudados con la pipa de agua que llegó también se logró sofocar por completo el incendio.

Hubo una área del llano, cerca de la carretera que se vio afectada debido a que las llamas alcanzaron el pastizal, pero no se extendió y no hubo riesgo alguno. 

Personal de la Policia Municipal de Saltillo, así como de la Policía Federal de Caminos, tomaron conocimiento de lo ocurrido, ya que el operador se encontraba bien y solo abanderaron él área para evitar otro accidente.