La falta de convivencia y atención hacia los hijos es lo que ha orillado a que se den algunos comportamientos que al final llevan a que los padres se alteren , destacó el responsable de la Pronnif zona norte en Coahuila

Piedras Negras. – Es durante los meses de vacaciones escolares, cuando se incrementan los casos de maltrato y violencia contra menores, porque es cuando se pasan la mayor parte del tiempo en casa, consideró el responsable regional en la zona norte de la Procuraduría de las Niñas, Niños y la Familia (Pronnif), Francisco González Mena.

Destacó que, con base a las estadísticas, es durante las vacaciones de los meses de verano o semana mayor cuando más se registran casos de maltrato hacia los menores que se encuentran en el hogar.

“La problemática se presenta porque llámese guarderías o escuelas, implica un tiempo en que mama y papa, se desligan de alguna manera algunas horas durante el día porque se dedican a trabajar u otras actividades. Sin embargo, durante los periodos vacacionales cuando están de tiempo completo con los hijos es cuando se presentan incidentes”, mencionó.

Explicó que la falta de convivencia porque los dos tienen que trabajar, ocasiona a que cuando ambos salen de sus actividades laborales, llegan al hogar cansados, y los hijos demandan su atención, y es cuando se presentan los problemas.

Finalmente dijo que la falta de convivencia y atención hacia los hijos es lo que ha orillado a que se den algunos comportamientos que al final llevan a que los padres se alteren y es cuando ocurre la violencia.