Foto: Cuartoscuro
AMLO vio un complot alrededor de esta problemática

CANCÚN, QROO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el recale masivo de sargazo en playas de Quintana Roo “se magnificó” para afectar a su gobierno y acusó que se decretaron “irresponsablemente” estados de emergencia y alertas para atender el impacto de la macroalga que, a su juicio, y sin aportar evidencia científica, volvió a considerar “un asunto menor”.

“Este problema heredado, como otros, se ha magnificado para cuestionar al nuevo gobierno, pero no hay motivo para preocuparse”, declaró el Presidente.

Durante la conferencia matutina, realizada en Cancún, López Obrador comparó las 13 mil toneladas de residuos sólidos que se recogen diariamente en la Ciudad de México, con el sargazo que arriba a las costas de Quintana Roo, pero se equivocó al señalar —inicialmente— que son 314 kilos de macroalgas las que se recolectan en las playas, cuando son mil toneladas diarias. “Es un asunto menor (…) siento que no es un problema mayor”, insistió.

Acompañado por el secretario de la Marina (Semar), Rafael Ojeda; el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, indicó que el asunto será “resuelto sin problema”, como un tema de Estado.

El almirante adelantó que el gobierno federal invertirá 52 millones de pesos en la estrategia contra el sargazo y reiteró que el plan tiene un enfoque “de Estado” y “no de negocio”, por lo que no se licitarán servicios ni se contratarán empresas particulares, pues se busca capacitar a marinos, hacerse de un inventario propio y contar con evidencia científica en dos años.