Queja. Son inumerables las fallas con las que opera el Hospital General de Saltillo, denuncian algunos derechohabientes. / Sandra Naal
Otra de las molestias con los que se encuentran los usuarios es que los doctores no acuden a consulta

El Hospital General de Saltillo, continúa causando disgustos e inconformidades entre los usuarios, ya que al parecer en el nosocomio hay algún tipo de infección, pues algunos pacientes señalaron a VANGUARDIA que los guardias les piden que extremen precauciones con sus hijos “porque hay una infección en el lugar”.

A diferencia de hace tiempo, los niños tienen prohibido jugar en el piso y nadie puede entrar con gorras, sombreros o algún objeto que resulte innecesario; dos guardias realizan rondines por la sala de espera para asegurarse que se acaten las órdenes.

Cabe mencionar que hace más de un mes se había prohibido el acceso a los familiares de los pacientes, esto, dijeron las autoridades de la SecretarÍa de Salud, para evitar una infección nosocomial.

Además de que siguen los problemas de falta de equipo, pues personas que acuden a donar sangre o realizarse análisis no pueden hacerlo, ya que las enfermeras y doctores les señalan que no tienen material para hacer dichos estudios, por lo que se ven en la necesidad de practicárselos en laboratorios particulares.

Otra de las molestias con los que se encuentran los usuarios es que los doctores no acuden a consulta y aunque tengan citas programadas, nadie atiende a los pacientes debido a que las enfermeras señalan que los médicos no van a llegar y que deben reprogramar sus citas.

Por otro lado, aunque la entrada de alimentos está prohibida al lugar, las empleadas de limpieza hacen pedidos a médicos y enfermeras, y éstas, entran hasta el área de hospitalización con bolsas de tacos y tamales, aseguran derechohabientes.