Espera. Cada sábado se forman largas filas de jóvenes en las instalaciones del 69 Batallón de Infantería, a donde acuden a tramitar la Cartilla Militar. OMAR SAUCEDO
Aunque la cartilla militar es considerada una identificación oficial, no es indispensable para realizar ciertos trámites como la obtención de pasaporte o empleo

El Servicio Militar surgió a raíz de los conflictos de la Segunda Guerra Mundial, y con el objetivo de tomar las medidas para prevenir agresiones injustificadas.

En 1940 se promulgó la Ley y Reglamento del Servicio Militar y 2 años después entró en vigor.

Sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución de los trámites y la sociedad, el interés por obtener la cartilla militar ha disminuido.

Al respecto habló Claudio Ollervides Esqueda, director de la Junta Municipal de Reclutamiento de Saltillo.

“Sin duda el interés sí ha disminuido, antes la cartilla era un documento muy necesario para los varones para poder ingresar a cualquier área laboral.

Pero conforme han pasado los años los procesos han cambiado. Ahora la cartilla ha pasado de ser un documento de necesidad primaria, a un documento de otra necesidad”, explicó Ollervides. 

Aunque la cartilla militar es considerada una identificación oficial, no es indispensable para realizar ciertos trámites como la obtención de pasaporte o empleo. Aunque sí lo es para casos específicos.

En ese sentido, Ollervides señaló que la urgencia por realizar el trámite de la cartilla militar suele presentarse cuando los jóvenes buscan ingresar a las academias de cualquier índole de seguridad pública, o quieren laborar en los órganos que imparten justicia en instancia federal o estatal, ya que la requieren como un documento obligatorio.

La pandemia también ha impactado en la disminución de solicitudes, “el flujo de gente sí ha disminuido”, explicó Ollervides.