Compiten con compañías a nivel mundial, aseguran
Empresas se suman a la carrera por convertirse en proveedores de esta rama del sector automotriz

Entre las empresas de la Región Sureste, que se han subido a la carrera por convertirse en proveedores de vehículos eléctricos, está la planta de TURCK en Arteaga, compiten en varios proyectos para que esas unidades lleven las tarjetas electrónicas de la división Duotec.

El director general de TURC México, Rodolfo Ortiz, indicó que están cotizando para ser proveedores de vehículos eléctricos que se producen en Estados Unidos, actualmente están concursando y esperan una respuesta los siguientes meses.

Aunque compiten contra compañías a nivel mundial, destacó que entre las ventajas de TURCK México se encuentra la logística por la cercanía con Estados Unidos, lo que encaja muy bien con las entregas y optimización de costos.

“Eventualmente mucho está transicionando muy rápidamente hacía lo eléctrico, entonces en algunos casos son tecnologías semejantes y en algunos casos son diferentes, pero están utilizando mucho la inteligencia, la electrónica va a ser una solución muy viable para la nueva generación de tecnología”, dijo.

Ninguno de esos proyectos es para México, sin embargo, añadió que esto no tarda porque va muy rápido y muchos de los proyectos se pueden gestionar allá y terminar produciéndose aquí; asimismo en el caso de las tarjetas electrónicas para vehículos eléctricos y de combustóleo lo que cambia es el software y se ajusta la programación de la funciones.

Por su parte, el empresario, Héctor Horacio Dávila, comentó que el país, en Querétaro es donde hay proveedores de arneses y partes para motor de los vehículos eléctricos, en la Región Sureste el único es Saint Gobain con vidrios para Tesla.

Sin embargo, añadió que conoce de cuatro plantas que tienen proyectos para producir tubería, viseras, asientos y producción de aluminio para eléctricos, aunque este es un proceso que se lleva de 2 a 3 años hasta convertirse en proveedor.