Pero no se puede decir... Que sobre vive de "milagro". La otrora famosa, orgullosa y poderosa siderúrgica que puso en el mapa a Monclova y a México en particular, se halla en una etapa de venta, traspaso o de quien la "salve", pues su propietario se encuentra en España, no precisamente en viaje de negocios o de placer, sino que está allá preso en espera de ser extraditado a México, y mientras los funcionarios, empleados y obreros, viven en desesperada zozobra, al ver que la empresa va "rumbo" al colapso