Pero no se puede decir... Que sucedió en un vuelo "comercial". Cuando abordaba dicho avión, en la parte de atrás un grupo de jóvenes protegidos en el anonimato, en coro lo insultaron grave y soezmente, faltándole el respeto no a la persona sino a la investidura que representa como Primer Mandatario, que por sus ideas viaja erróneamente como cualquier ciudadano, en lo que debe de reparar de aquí en adelante, porque hoy fueron solo palabras, y mañana quién sabe, para que no siga arriesgándose, por su "bien" y el de los mexicanos.