Pero no se pued decir... Que así le tocó "vivir". De acuerdo a las reacciones sobre su informe trimestral, se ha echado encima a las fuerzas vivas, a la iniciativa privada y a infinidad de personas, tanto físicas como morales, que se sienten afectadas con sus disposiciones y declaraciones que les ha caído como balde de agua "helada",  y que no están dispuestos a acatar, provocándose un distanciamiento que puede resultar de graves consecuencias, en donde los únicos perdedores sería la "población" en general.