Pero no se puede decir... Que lo celebra con bombo y "platillos". Con la detención del ex director de Pemex, se le acaba la mala "racha" que estaba agobiando a AMLO, y que significa oro molido, ya que con eso recobra sus bonos que le estaban bajando por tantas situaciones que venía arrastrando y que lo estaban "acorralando", sintiendo que el mundo se le venía encima, pero gracias a la detención de ese pez "gordo", que le cayó del cielo, vuelve a "recobrar" su popularidad.