Pero no se puede decir... Que a más de mil cuatrocientos millones se le "redujo". Con esa cantidad que recibirá de menos el próximo año, le "amarró" las manos para no poder continuar con sus programas y proyectos, dándole un fuerte golpe a la economía estatal, con lo que se obligará a suspender otras actividades prioritarias, gracias al atrevido y agresivo recorte del Gobierno federal, que esta vez se aplicará rigurosamente a Coahuila, obligando a que se apriete el cinturón "aún" más.