Pero no se puede decir... Que hasta hoy son un "albur". Cada uno de los contendientes tendrán que demostrar que valen lo que "pesan", para que la ciudadanía tengan la capacidad de sopesarlos, y en base en ello, darles el voto de confianza, además del sufragio, con el que se eligirá al que se considere el indicado y que dirigirá los destinos de México, para que lo haga con seriedad, responsabilidad, trabajo, y no traicione la "confianza" de los ¡mexicanos!.