Pero no se puede decir... Que tal cambio fue para "mal". Ni en sueños nos imaginamos lo que se venía encima, es más: tampoco en las películas de terror se había visto algo parecido, y todo sucedió en un santiamén y casi al unísono, -por no decir en un dos por tres-, y eso fue a nivel global, y lo peor del caso es que nadie le conoce, por ser invisible, letal y traicionero, además de fuerte, inmune y poderoso, y se llama coronavirus, que no hay arma física, química y biológica que le "borre" del mapa.