Pero no se puede decir... Que para eso sí se siente "sana". Ya lo dijo a voz en "cuello", de que regresará a salvar al SNTE, o sea que para ello está fuerte, joven y rozagante, y de las enfermedades que siempre ha dicho que tiene, no se acuerda de ellas, y hoy en su reaparición, se le ve llena de vida, sin ninguna seña de que está enferma, y las ganas de volver a la organización sindical de sus amores, la mueve el poder que le da y el "dinero" que le ¡produce!.