Pero no se puede decir... Que en ningún lado es "bienvenido". El "terrorífico" Presidente se ha ganado a pulso el desprecio unánime del mundo entero, ahora también el de los deportistas que le han dado la espalda, como es el caso de los integrantes de la NFL, y al paso que va, ni en su propia casa lo aceptarán, hasta llegar a ser el hombre más odiado del universo, -si no es que ya lo es-, además su peor castigo será morir en la más "terrible" ¡soledad!.