Pero no se puede decir... Que Trump en dicho acto se portó con una pose "retadora". Al Presidente se le vio exageradamente maquillado que parecía "semita" de tanto polvo rojizo que le pusieron, y lo hicieron para disimular que traía cara de enfermo, que además parecía muy delgado, pues el cuello de la camisa le quedaba ligeramente grande, al grado que dio la impresión de que le crecieron las orejas, y en cuanto al Debate, éste fue centrado y notoriamente moderado, que para asombro de muchos "resultó" diferente.