Pero no se puede decir... Que es un ahorro "más". Durante cien años los presidentes mexicanos dentro de los cambios que hacían ipso facto, era tomarse una foto elegante, bien retocada, sin ningún defecto y enmarcarla para después ordenar se colocara en todas las oficinas públicas y enseñarla ante sus gobernados, en un acto de exhibicionismo puro, cuyo costo de más de dos millones de pesos, hubiera sido pagada por los empobrecidos mexicanos.