Ojalá se decida a "desembuchar" todo lo que sabe y que lo llevó a delinquir
Pero no se puede decir... Que por fin se "decidió". Emilio Lozoya quien se encuentra en prisión allá en la Madre Patria, definitivamente aceptó ser extraditado a México, donde será juzgado y sentenciado por diversos delitos que cometió cuando estuvo al frente de la petrolera mexicana, y una vez estando en ese trance ojalá se decida a "desembuchar" todo lo que sabe y que lo llevó a delinquir, pudiendo alcanzar penas leves, y tal vez su pronta libertad para que "cante" victoria.