Pero no se pued decir... Que el año 2020 nos marcó para "siempre". En el murieron familiares, amigos y conocidos, en pocas palabras fue un año fatídico, que mientras tengamos vida nunca lo vamos a olvidar, y estaremos esperanzados a que el Año Nuevo sea distinto en todos aspectos, sobre todo que venga más benigno y nos deje descansar de tantas calamidades de las que hemos sido objeto, sobre todo con esos días "llenos" de desgracias.