Pero no se puede decir... Que esa es la otra clase de "olvidados". Gobiernos van y vienen, pero ninguno se acuerda de ellos, y mucho menos se le ve la más mínima voluntad para establecer algún programa para combatir la explotación de que son objeto, al tener que trabajar para medio comer, además de que abandonan la escuela, -porque no les queda de otra-, y mientras el Estado se dedica a todo, menos a dar el apoyo a esa "niñez", que se supone son el futuro de México.