Pero no se puede decir... Que lo hará contra viento y "marea". No
hay duda de que así es la política, porque si en un momento dado le
prometieron que sería Gobernador de Guerrero, le cumplirán llueve
o "truene", a Félix Salgado Macedonio, ya que ese fue un arreglo en
lo oscurito en un rincón de Palacio Nacional, aunque sea peligroso y
lleve algún riesgo, pero "tratos" son tratos.