Pero no se puede decir... Que con ella se engañan "asimismo". Ningún presidente o político dicen tal cual sobre lo que hacen o deshacen, ya que se les puede acusar de todo menos de "tontos" y si fuera cierto de que hablaran con la verdad, sería tanto como echarse la soga al cuello, y no son tan ingenuos para dejar de mentir abiertamente, por eso inventaron la sobada demagogia, con la que juegan con el idioma hasta que llenan, escondiendo y diciendo una "sarta" de mentiras.