Pero no se puede decir...Que ahora se ha "descuerdado". Exageraron tanto en apoyar a este funcionario de Salubridad, que ha sido blanco de ataques por todos los sectores de la Sociedad, ya que lo consideran falto de seriedad, capacidad y profesionalismo en su labor en esa Dependencia, que ya nadie le cree, con lo cual se encuentra desgastado, y lo han  convertido en el "hazme" reír.