Pero no se puede decir... Que AMLO decidió "enfrentarlos". Por lo que se ha visto hasta el día de hoy, no le temen a nada ni a nadie, puesto que siguen haciendo de las "suyas", a pesar de que saben de que son vigilados por aire y por tierra, dando la impresión de que desafían al señor Presidente, quien a su vez no se decide a detener a los huachicoleros de cuello "blanco", para que termine de una vez por todas con ellos.