Pero no se puede decir... Que deben de cambiar el sistema de "venta". Todos los objetos de valor que "decomisaron" al crimen organizado, son de extremo precio, razón más que suficiente para que su realización o venta se haga en privado para no provocar tentación entre los ambiciosos que están prestos para robar, y son a los que temen los que tienen solvencia económica, y no tan fácilmente dan la cara en ese tipo de eventos, ya que se exponen a sufrir "cualquier" atentado.