Pero no se puede decir... Que esta vez sí lo "hubo". Por sanidad política es de aplaudirse el que hayan dado de baja en Coahuila a cinco partidos políticos que la población ya no los tomaba en "cuenta", y que sólo hacían bulto y estaban a la sombra de los partidotes y que el Estado era cómplice de esa anomalía que aprobaba el INE, y que además les daba la aportación económica para su supervivencia, que de hecho y de Derecho, ya no se "podía" ¡sostener!.