Pero no se puede decir... Que el Estado a toda costa trata de "salvarlo". Para empezar lo ha exentado en lo que se refiere a impuestos, significando un sustancioso ahorro en dinero contante y sonante, pero no es suficiente, entonces  debe de detener otras importantes fugas de dinero que padece en el renglón sindical, donde los importes que se manejan son exagerados, y ya deben de pararse en "seco", pues la situación financiera de la empresa, cada día va de mal en peor