Pero no se puede decir... Que todo depende de como se le "vea". Si ese es el plazo que se dan los contrayentes para unirse en matrimonio, son muchos días; si se trata de concluir una carrera profesional, el lapso es corto; en cambio si se da ese término para pagar un adeudo, el tiempo vuela y se tiene que cumplir rigurosamente, pero si se trata de acatar promesas gubernamentales, el tiempo es oro, pues los días se van como agua entre las manos y los gobernados "no" perdonan.