PERO NO SE PUEDE DECIR...Que tal vez nunca se sepan a "fondo". Ojalá que en estos sonados asuntos se aplique la "cacareada" Ley de Transparencia, ya que los señores Emilio Lozoya, Juan Collado y del ex titular de la SEDENA, tienen cada uno su historia  en particular que se obligan compartir con la opinión pública y los mexicanos, puesto que no debe de ocultarse por ningún motivo por ser de interés general, que al no hacerse, dejará a la 4T "mal" parada.