Pero no se puede decir... Que el desabasto se torna "grave". AMLO lo ha dicho en todos los "tonos" de que ya no habrá "gasolinazos", pero lo que está habiendo es que no hay la suficiente gasolina para satisfacer el consumo de los automovilistas en ciertas partes del país, temiéndose de que se extienda a toda la República, aunque existe la confianza de que esa problemática no sucederá, porque el Gobierno federal, ya puso los puntos sobre las íes, para evitar que falte el líquido elemento.