Foto: Jetza Múzquiz
La pipa, con una capacidad de 66 mil 525 litros, ardió y el miedo era que los demás tanques a los que iba acoplado pudieran también ser alcanzados por las llamas

Un fuerte incendio se desató en un vagón de un ferrocarril que iba cargado con miles de litros de combustible, lo que provocó una intensa movilización de cuerpos de rescate y distintas autoridades. Trascendió que el siniestro fue causado por un migrante; sin embargo las autoridades investigan los hechos.

Alrededor de las 15:30 horas de ayer fueron reportados los hechos cuando un maquinista tuvo que detener la marcha del ferrocarril muy cerca de Puente Moreno, por el antiguo camino a Palma Gorda, al percatarse del fuego que salía debajo de un carro tanque.

El compartimiento almacenaba gasolina y pronto las llamas abrasaron el contenedor en su totalidad, generando una densa nube negra que pudo ser visible desde distintos puntos de la ciudad y que daba cuenta de la magnitud del incidente.

La pipa, con una capacidad de 66 mil 525 litros, ardió y el miedo era que los demás tanques a los que iba acoplado pudieran también ser alcanzados por las llamas, por lo que todas las estaciones del Cuerpo de Bomberos atendieron el llamado.

De esta manera, el campo que alguna vez fue testigo de la tragedia del recordado “trenazo”, volvió a presenciar el desfile de los distintos vehículos de emergencia que por varias horas se sumarían en labores para controlar el siniestro.

Las autoridades municipales y estatales se encargaron de crear un perímetro para mantener lejos a los pocos pobladores cercanos al sitio del incidente, siendo luego apoyados por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para evacuar a 10 familias en un radio de 800 metros del punto más peligroso.

Los operarios de la empresa Kansas City Southern y equipo de seguridad privada de Ferromex apoyaron para el desacople de los vagones del tanque en llamas para minimizar el peligro de que otros contenedores fueran alcanzados por el fuego.

Alrededor de las 21:00 horas de ayer, tras miles de litros de agua vertidos y de un arduo trabajo de decenas de brigadistas, por fin se pudo declarar la situación bajo control, dando paso a que las autoridades lleven a cabo las investigaciones para esclarecer lo ocurrido.

El vagón con capacidad de 66 mil 525 litros ardió en el lugar; autoridades evacuaron a 10 familias

jetza muzquizInforman. Las autoridades municipales y estatales se encargaron de crear un perímetro para mantener lejos a los pocos pobladores.