Cabildo. Ayer se informó que la administración municipal ya regularizó la situación y el abasto de medicinas quedó resarcido. Fotos: Vanguardia/HÉCTOR GARCÍA
Municipio de Saltillo se pone al corriente y ya arregló las discrepancias con el sindicato, afirma José Ángel Rdz.

Ante la suspensión de labores a la que recolectores de basura procedieron el día de ayer en el segundo turno por falta de medicamentos y otros servicios médicos, el encargado del despacho del Alcalde, José Ángel Rodríguez Calvillo, declaró que el municipio ya tomó cartas en el asunto.

“Estuvimos ya en pláticas con el sindicato, hubo ahí un pequeño desabasto pero se corrigió ayer mismo en la noche, ya se rehabilitó el medicamento y está funcionando”, comento el Alcalde interino, detallando que el desabasto se debió al consumo y la demanda del medicamento. 

Así mismo aseveró que verificará de manera personal que el abasto de medicamentos este reactivado, así como el servicio de recolección.

De igual manera aclaró que pese al anuncio que los trabajadores realizaron en apoyo con su sindicato sobre la suspensión de labores, Rodríguez Calvillo afirmó que la recolección de basura siguió de manera normal, por lo que las colonias a las que brindarían servicio en dicho turno no resultaron afectadas.

Obra. Sobre las boyas que se pusieron y quitaron con horas de diferencia, se dijo que la obra no estaba autorizada.

BOYAS NO ESTABAN AUTORIZADAS 

Respecto a las boyas que fueron colocadas y posteriormente retiradas del bulevar Venustiano Carranza, José Ángel Rodríguez fue hermético y se limitó únicamente a señalar que el motivo del cambio de planes se debió a que dicha modificación no estaba autorizada, tratándose de un acuerdo entre el municipio y los empresarios.

“Es una obra que se está corrigiendo, estamos trabajando todos los días. Fue un acuerdo entre el municipio y los empresarios. El haber puesto las boyas no estaba autorizadas y por eso se retiraron”.

Antecedente 

El 28 de diciembre por la falta de medicamentos y otras prestaciones, recolectores de basura, apoyados por su sindicato, suspendieron labores en el segundo turno, dejando sin el servicio al sur de la ciudad.

Miles de habitantes de decenas de colonias resultaron afectadas con este paro.