El aviso del inicio de la inoculación se dio con apenas unas horas de anticipación¿Por qué no pudo darse aviso con más tiempo? Solamente quienes coordinan el proceso saben la respuesta y probablemente no nos la dirán.

Como ha ocurrido hasta ahora, la reanudación del proceso de vacunación a población abierta -ahora para las personas con edad de 50 años en adelante y mujeres embarazadas- muestra nuevamente la desorganización y la ausencia de una estrategia clara por parte del Gobierno de la República.

En primer lugar, el aviso del inicio de la inoculación a las personas que ahora corresponde recibir la vacuna contra el Coronavirus SARS-CoV-2 se dio con apenas unas horas de anticipación, la tarde de este domingo. ¿Por qué no pudo darse aviso con más tiempo? Solamente quienes coordinan el proceso saben la respuesta y probablemente no nos la dirán.

Por otro lado, a diferencia de la forma en la cual se había atendido hasta ahora a la población, en esta ocasión se decidió convocar a la población en orden alfabético, a partir de la primera letra del apellido paterno, pero eso implica que cada persona solamente tiene un oportunidad, entre hoy y pasado mañana miércoles, para ser inoculada.

Por otro lado, a las mujeres con al menos 9 semanas de embarazo se les está exigiendo que presenten la imagen de un ultrasonido o un dictamen médico para demostrar que cumplen con la regla del período mínimo de gestación. ¿Y quien no lo tiene y además no pueda conseguirlo debido al muy escaso tiempo que le dieron para obtener el referido documento?

En el caso del resto de la población, además de llevar el comprobante de registro obtenido en la página web habilitada por la Secretaría de Salud para dicho propósito se les exige que lleven copia de una identificación y de la CURP, pese a que es justamente este último dato, la Clave del Registro Poblacional, la que sirve para registrarse y se encuentra impresa en el formato que proporciona la página de registro.

Finalmente debe señalarse que, de acuerdo con el calendario difundido ayer, en Saltillo estarán funcionando solamente dos módulos de vacunación hoy -en las instalaciones de la Canacintra y la Ciudad Universitaria de Arteaga- y será hasta mañana cuando se habilite un tercero en la Universidad Agraria Antonio Narro. El proceso de vacunación para personas mayores de 50 años y mujeres en gestación concluirá el jueves.

¿Por qué solamente se programaron 4 días? Tampoco está claro, pero de acuerdo con los datos del Censo de 2020, en Saltillo habitan casi 87 mil personas con edad de 50 a 59 años, cifra a la cual habría que sumarle las mujeres embarazadas, lo cual implica la necesidad de aplicar alrededor de 22 mil vacunas diarias en promedio.

En el caso de hoy, dado que solamente estarán funcionando un par de módulos, el reto se vuelve más complejo, pues cada uno de estos tendría que aplicar alrededor de 11 mil vacunas para considerar que todas las personas de los grupos convocados sean inoculadas.

Habrá que esperar -como siempre- a que las autoridades federales decidan ofrecer más datos o anuncien modificaciones al calendario difundido ayer en caso de que, como parece previsible, el tiempo estimado originalmente resulte insuficiente y la nueva logística falle.