Diputados morenistas están contra el voto corporativo en materia de reforma educativa. foto: Cuartoscuro
Reclaman por medio de un escrito, respeto a la división de poderes y demandan no al ‘linchamiento’

CDNX.- Los diputados federales de Morena Carol Antonio Altamirano, Azael Santiago e Irma Juan Carlos se rebelaron después de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, los llamara fifís al votar en contra la reforma educativa.

En un posicionamiento que le entregaron a su coordinador parlamentario, Mario Delgado, aseguraron que no tienen dudas en apoyar, como lo han hecho, todas las iniciativas que fortalezcan la democracia y el bienestar del pueblo, al igual que al gobierno del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero “no puede esperarse la existencia del pensamiento único”.

Por ello, dijeron que la construcción del futuro se hace de manera colectiva, por ello pidieron respeto a la división de poderes y el ejercicio de una vida democrática plena, describen los diputados. “El pensamiento crítico y el debate respetuoso deben estar siempre presentes en la vida pública del país; en consecuencia y, en primer lugar, también deben estar en la vida interna de Morena”.

Describieron que al votar en contra actuaron en libertad de conciencia y asumiendo una posición firme en defensa de los derechos de los trabajadores, pues no están de acuerdo que temas laborales y administrativos se hayan incorporado en el artículo 3° de la Constitución, pues eso debería de ir en el 123.

“Pero los señalamientos ocurridos este fin de semana en Oaxaca, en donde se hace evidente al momento de que una opinión diferente es enfrentada con adjetivos calificativos, que alientan el linchamiento”, refieren los tres legisladores oaxaqueños.